21 oct. 2009

Aumenta el reciclaje en España, pero con dificultades

separación de RSUCada ciudadano residente en España genera al año 493 kilos de residuos urbanos mezclados, es decir, residuos y enseres domésticos procedentes de domicilios particulares, oficinas y servicios o de la limpieza de las calles, y cada vez recicla más papel, cartón y vidrio. Así se desprende de la Encuesta sobre la Recogida y Tratamiento de Residuos realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) con datos de 2007. De esta cantidad total de residuos, 21,3 millones de toneladas correspondieron a residuos mezclados y 6,3 millones de toneladas a la recogida selectiva. Cada ciudadano generó 25,3 kilos al año de papel y cartón (un 17,1% más que en 2006) y 14 kilos de vidrio (un 13,3% más).

Por lo que respecta al tratamiento de los residuos urbanos, el reciclaje fue el destino de un 7,5% de los residuos mezclados y del 52,3% de los residuos recogidos por sistemas selectivos. Por último, el tratamiento de residuos peligrosos (aceites usados, residuos químicos, residuos metálicos y equipos electrónicos y vehículos desechados) alcanzó las 3,2 millones de toneladas en 2007, un 5,8% más que el año anterior. De esta cantidad total, el 64,6% se destinó al reciclado, un 31,1% al vertido y un 4,3% a la incineración.

Aunque sigue habiendo retraso respecto a los países del entorno europeo en tasas de reciclado (porcentaje de recuperación sobre el total de productos que sale al mercado), no se pueden obviar los avances.

A pesar de los mecanismos, cada vez más sofisticados, los plásticos son los materiales más difíciles y caros de reciclar. En 2007 la tasa de reciclado de este material fue del 19%, la más baja de los residuos sólidos urbanos procedentes de recogida selectiva. Pero, ¿por qué está España por debajo de otros países? Cuando se pregunta a la gente, la mayoría asegura que recicla (el 83%, según los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística), pero los datos chirrían: aparte de lo dicho sobre los plásticos, en 2007 se recicló un 56% del vidrio, 64% del papel y cartón, 70% de las latas y 41% de los briks. Poco para tal porcentaje de gente recicladora.

La falta de información es manifiesta. Pocos saben que un vaso de cristal no puede ir al contenedor de vidrio o que el contenedor amarillo sólo admite plásticos provenientes de envases. José Aguado, catedrático de Química Orgánica de la Universidad Carlos III de Madrid, es claro: "Ante la duda, al contenedor gris". Todos esos residuos que van a parar al contenedor equivocado son los "impropios" o "rechazos", culpables en parte de lastrar la evolución del reciclado en nuestro país. Según Ecoembes (la asociación que gestiona el procesado de envases, papel y cartón), el 25% de lo que se deposita en los contenedores amarillos es impropio. En los casos del vidrio y del papel los impropios son mucho menores: 3% según Ecovidrio y 5% en papel y cartón, de nuevo según Ecoembes.

Leer artículo completo en elpais.com

Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails