3 oct. 2008

La "tragaescombros" madrileña

La mayor planta de tratamiento de residuos de construcción y demolición (RCD) de España, y una de las mayores de Europa, ha inaugurado hoy la ampliación de sus instalaciones con una nueva área que permite tratar más de 7.800 toneladas diarias. Los escombros que llegan a la planta, situada en Valdemingómez, son de dos tipos: de hormigón -procedentes de obras, limpios de otros materiales de diferente naturaleza y de residuos de construcción- y de demolición mixtos -con hormigón mezclado con otros residuos como plásticos, maderas, vidrios o hierro, que deben ser separados para que no interfieran en el producto final-. Este material se recicla y se convierte en bases de carretera, carriles bici, drenajes y sellado de vertederos antiguos, entre otros usos.


Ver mapa más grande

La Administración regional, a través de la puesta en marcha de la Estrategia de Residuos 2006-2016 ha invertido 45 millones de euros en la puesta en servicio de las plantas de reciclado de Navalcarnero, El Molar y Moralzarzal, así como otros dos centros de agrupamiento de escombros, con una capacidad total para gestionar medio millón de toneladas de escombro al año. Desde 2005 ya se han restaurado 37 vertederos municipales de inertes, y en la actualidad, se están recuperando otros 13. Estas actuaciones han permitido recuperar los terrenos degradados en zonas verdes para el disfrute de los madrileños. Los materiales que se reciclan en la planta inaugurada hoy sirven para la recuperación de estos espacios naturales ocupados anteriormente por vertidos ilegales.
Share/Bookmark

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails