15 oct. 2010

Las mujeres y el agua

Uno de los objetivos del Blog Action Day de hoy es escribir un artículo referido al tema del agua, cuyo reparto desigual en los diferentes países del mundo y menor acceso al agua potable en los países subdesarrollados es un problema crucial para la humanidad, constituyendo una de las mayores prioridades de UNICEF y uno de los objetivos de desarrollo del Milenio. No sólo se trata de una de las cuestiones sanitarias más urgentes del mundo sino también de un elemento imprescindible para impulsar el desarrollo en África.

Como casi siempre, este problema afecta especialmente a los niños y a las mujeres. En el caso de estas últimas en el África subsahariana, "millones recorren cada día su territorio durante tres, cuatro, cinco o más horas, cargadas con bidones que pesan 30 kilos de vida, 30 litros de agua. Niñas de apenas 5 o 6 años sólo pueden cargar 10 litros de agua, y no tienen tiempo de acudir a la escuela", según palabras del fotógrafo Tomás Abella, autor de la exposición itinerante "Mujeres de agua" (ver galería de fotos).

"Más del 58% de la población de África al sur del Sahara carece de una fuente de agua potable dentro de un radio de distancia de 30 minutos a pie desde su hogar, y sólo el 16% dispone de agua corriente en el hogar", explica Vanessa Tobin, jefa de la sección de Agua, Saneamiento y Medio Ambiente de UNICEF. "Quienes más sufren son las mujeres y los niños".

"Invariablemente", agrega Tobin, "quienes acarrean agua desde largas distancias son las mujeres y las niñas de corta edad. En algunos casos, deben caminar durante tres o cuatro horas por día para proveer agua a sus familias. Esto constituye una pesada carga física para las mujeres y una carga económica para sus países. Cuando las mujeres deben emplear su tiempo y sus energías en obtener agua, dejan de emplear ese tiempo y esas energías en otras cosas".

"Las mujeres también sufren cuando no disponen de letrinas cerca de sus hogares", explica la Sra. Tobin. "La gente no quiere disponer de letrinas debido a razones sanitarias o higiénicas, sino que quiere servicios de saneamiento en el hogar por razones de conveniencia, dignidad y privacidad de las mujeres. Los beneficios sanitarios e higiénicos son resultado a largo plazo del suministro de esas instalaciones sanitarias".

Esta información ha sido obtenida de:

Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails