1 jul. 2008

Las emisiones de CO2 desbocadas en España

El cumplimiento del Protocolo de Kyoto en España ofrece motivos abundantes para la decepción. En primer lugar, porque se ha fracasado en el objetivo de limitar el crecimiento de emisiones de CO2, el dióxido de carbono responsable en gran parte del efecto invernadero. Las estadísticas indican que la economía española emite un 50% más de CO2 que en 1990, cuando según el protocolo sólo debe aumentar las emisiones en el 15% sobre aquella fecha.

Madrid, Andalucía, Baleares, Canarias, Valencia, Murcia y La Rioja son las autonomías que más han aumentado sus emisiones (todas por encima del 75%) entre 1990 y 2006. El Ministerio de Medio Ambiente, que había mantenido hasta ahora ocultos estos datos por comunidades, acaba de publicar la información.

Si el Gobierno central y las Administraciones autonómicas quieren enfrentarse seriamente al problema de Kyoto tienen que ser conscientes, en primer lugar, de que, además de las invocaciones de rigor, deben adoptarse políticas muy estrictas de control energético e imponer medidas muy concretas que tienen costes políticos y económicos elevados. Hay que recordar que falta un programa de ahorro energético, hay que endurecer todavía más los estándares de emisión de los automóviles, considerar de una vez por todas los costes y la oportunidad de limitar el tráfico por el centro de las ciudades y la velocidad de conducción en zonas urbanas, un debate serio sobre la energía nuclear -menos contaminante que el carbón o el petróleo- y un plan de reforma del transporte que traslade parte de la oferta desde la carretera al ferrocarril. Estas políticas están olvidadas o aplazadas por motivos inexplicados.
Share/Bookmark

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails