14 sept. 2007

Vigésimo aniversario del Protocolo de Montreal

El Protocolo de Montreal se firmó el 16 de septiembre de 1987 con el fin de limitar las sustancias que deterioran la capa de ozono. Dos décadas después, se ha conseguido eliminar por completo la producción de gases clorofluorcarbonos (CFC), utilizados sobre todo en aerosoles y sistemas de refrigeración. Además, el coste ha sido relativamente moderado, ya que el fondo multilateral creado para ello ha gastado 2.600 millones de dólares, unos 1.900 millones de euros.
Así, el Protocolo de Montreal se ha convertido en el ejemplo a seguir por el protocolo de Kyoto. La relación, además, es estrecha: los científicos han descubierto que, como las sustancias que deterioran la capa de ozono son gases con un fuerte efecto invernadero, su eliminación también retrasa el cambio climático. Es decir, si no se hubieran eliminado los CFC, el cambio climático sería más acusado.


Share/Bookmark

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails