10 ago. 2007

¿El origen de la civilización del desperdicio?

Leo en el estupendo "Manual de literatura para caníbales" (de Rafael Reig, Random House Mondadori, S.A., Barcelona. 2006) el siguiente párrafo de la página 157:

"En Rusia había habido una auténtica revolución de obreros, inspirada en Karl Marx, que había descubierto la lucha de clases y el materialismo histórico, lo que hizo necesarios de inmediato dos conceptos paliativos para evitar el amotinamiento de las clases más desfavorables: lo reversible y lo desechable. El hemisferio occidental se cubrió de objetos llamados reversibles: abrigos, calcetines, cinturones e incluso sombreros. Gracias a ellos los más humildes vieron multiplicarse por dos sus pertenencias. Al mismo tiempo, la proliferación de objetos desechables a escaso precio (cuchillas de afeitar, compresas, el famoso bolígrafo) les proporcionaba la consoladora sensación de vivir en la opulencia y el lujo: después de utilizar algo para lo que fuera, lo tiraban tan campantes a la basura, tal y como se figuraban que hacían los millonarios."

Y esto me lleva a elucubrar: ¿Fue este el origen o, al menos, un nuevo impulso de la llamada civilización del desperdicio y de los productos de usar y tirar?

Lee los siguientes artículos: Consume hasta morir, Un mundo de usar y tirar. ¿Crees que podemos continuar así...?
Share/Bookmark

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails