15 nov. 2010

Contra lo exótico

Y no es el lema de una campaña xenófoba, sino uno de los objetivos del primer catálogo español sobre especies invasoras que prepara el Ministerio de Medio Ambiente. El borrador establece las 168 especies consideradas como invasoras, que van desde la hormiga loca hasta el picudo rojo, del mejillón cebra a la rana toro. La orden es erradicarlas porque amenazan el ecosistema. Pero no todas.

El ministerio planea, según el borrador del pasado día 5, un capítulo aparte para un grupo de especies foráneas que podrán permanecer, bajo control y en algunas zonas. Se trata del siluro en el Ebro, el arruí en Sierra Espuña o el pez gato en el Júcar, el Ebro o el Tajo. Especies con interés para la caza y la pesca, algo que los ecologistas consideran un contrasentido.

La Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, de 2007, ordenó crear el catálogo para unificar la lucha contra las especies invasoras, competencia de las comunidades autónomas. Algunas, como el visón americano, el mejillón cebra o el mapache, se reproducen de forma descontrolada, ocupan el lugar de especies autóctonas y alteran los ecosistemas. En 1992, el Convenio de Diversidad Biológica de la ONU reconoció el problema y desde entonces proliferan las medidas para combatirlo.

Lee el resto del artículo en elpais.com

Especialmente recomendable para conocer más sobre este grave problema en España, el documental "Invasores", que trata sobre la venta ilegal y legal de millones de animales y plantas exóticas en toda Europa, un asunto que mueve al año decenas de miles de millones de euros. Por desgracia, España es el primer país en el funesto ranking de abandonos de animales de la Unión Europea y hoy en día se enfrenta a este problema sin todavía haber cuantificado las consecuencias.

Muchas de estas especies habitan desde hace años entre nosotros, silenciosamente, sin apenas haber sido censadas, poniendo en serio peligro a nuestros ecosistemas, a nuestra economía y a nuestra salud.
Share/Bookmark

1 comentario:

Anónimo dijo...

Espero que el catalogo no se deje influenciar por parametros cinegeticos, y que la consideracion de invasora responda unicamente a criterios objetivos emanados de herramientas solidas, como la matriz GAGO.

Related Posts with Thumbnails