13 oct. 2013

La sobreexplotación del atún rojo

Aprovechando que mañana vamos a comentar en clase el problema de la sobrepesca de algunas especies, como el atún rojo, os pongo este artículo:

Cada año la venta internacional de atún rojo duplica con creces las capturas acordadas por los países que lo pescan, lo que pone en riesgo la sostenibilidad de esta especie protegida, según asegura un informe encargado por la fundación civil de beneficencia PEW. El trabajo llama la atención sobre la brecha identificada entre las cuotas de captura asignadas y el volumen de venta en los principales mercados del mundo de atún del Atlántico oriental y del Mediterráneo, considerado el "oro rojo" del mar.

Las cuotas, que dicta anualmente la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), se fijaron en 2009 en 21.780 tm y en 13.525 tm para 2010, pero se ha constatado que durante esos dos años se llegó a vender hasta 70.646 tm, un 100 % por encima de los límites de captura. Para su análisis, el informe cotejó los documentos de exportación oficiales, los registros de capturas y los informes por países del ICCAT en busca del atún pescado en exceso.

El asesor y estratega político Rémi Parmentier, que aboga por la divulgación del estudio, declaró a EFEverde que "la sostenibilidad del atún rojo del Atlántico pende de la voluntad política de los países. Todo el mundo reconoce y sabe que hay pesca ilegal y que la falta de control pone en peligro la especie" (Fuente: EFECOM ).

Después de más de 3.000 años de explotación, el atún rojo del Atlántico oriental y Mediterráneo está al borde de su extinción comercial a causa del comercio internacional y un exceso de capturas, en una buena parte ilegales. Según los científicos, su población de reproductores ha descendido en más de un 85%. En poco más de una década, el desarrollo descontrolado de la industria de pesca al cerco y engorde de atún en el Mediterráneo ha llevado a esta especie al borde del colapso. La pesquería se agota sin que, de momento, la Unión Europea y el resto de países implicados hayan actuado para salvarlo.

El desastre en la gestión y control de la pesquería del atún rojo es el ejemplo más ilustrativo de la crisis pesquera global, lo que se ha venido a denominar: “la locura de la pesca”, mostrando una de las tasas de pesca ilegal más elevadas del mundo. Un desastre de índole ambiental, económica y social, en el que no sólo hay implicados buques con banderas de conveniencia o “buques pirata” provenientes de lejanos países. De hecho, los principales responsables son países comunitarios, junto a otros estados ribereños del Mediterráneo, incapaces hasta ahora de controlar unas flotas que pescan ilegalmente para satisfacer la demanda de este producto en el mercado internacional, principalmente, en Japón.

Bajo la presión de la industria atunera y de los países responsables de la grave situación del atún rojo, entre ellos España, ICCAT ha aprobado una cuota excesiva para asegurar la recuperación de la población de esta especie altamente cotizada. Las Partes Contratantes del ICCAT han decidido reducir la cuota tan sólo 600 t, quedando en 12.900 t para 2011, frente a una cuota inferior a 6.000 t que pedía WWF, siguiendo las recomendaciones más precautorias de los científicos, y que permitiría su recuperación antes de 2020. Por ello, esta decisión no contribuye en los esfuerzos por recuperar esta especie amenazada.


Share/Bookmark

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails