11 may. 2010

El desastre negro se cierne sobre Estados Unidos y México

marea negraDesde que la plataforma petrolífera Deepwater Horizon de BP, situada en el Golfo de México, explotó hace días se están vertiendo al mar el equivalente a 1.000 barriles diarios de petróleo.

Vista desde el aire, la gigantesca marea negra rodea ya las reservas de islas naturales frente a las costas de Luisiana y las bolas de alquitrán han llegado a la costa de Alabama, amenazando las playas turísticas. Aunque por ahora no se ha constatado un impacto negativo en el ecosistema de la zona, las organizaciones de defensa del Medio Ambiente temen un desastre ecológico si la mancha penetra en la red de pantanos de Luisiana.

En tanto, tras el fracaso de la colocación de la cúpula gigante para detener el derrame de crudo en el Golfo de México, el consorcio British Petroleum buscaba nuevas opciones para enfrentar este desastre de imprevisibles efectos ambientales y económicos, como es la afectación a la vida marina en un área de tierras bajas con zonas vitales de desove para los peces, camarones y cangrejos, y una parada importante para muchas especies migratorias de aves raras. La industria pesquera de Luisiana ha sido parcialmente parada ante la eventualidad de que la pesca esté contaminada.

El secretario de Medio Ambiente de México, Rafael Elvira Quesada, dijo hoy que México demandará a la empresa British Petroleum en caso de que se compruebe un daño ambiental en territorio mexicano. México tiene unos 2.000 kilómetros de costa sobre el golfo de México al sur de Estados Unidos. Entre las medidas a tomar por México estará "un monitoreo para saber cuántas tortugas lora llegarán a desovar a nuestras costas para saber si hubo una disminución y si fue por el derrame", añadió. Mientras tanto, algunas organizaciones ambientalistas han denunciado que aves migratorias que llegan a costas mexicanas han sido afectadas por la marea negra.



Share/Bookmark

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails