20 dic. 2009

Declaraciones tras Copenhague

"No ocultaré mi decepción por la naturaleza no vinculante de este acuerdo" J. M. Durao Barroso (presidente de la C.E.).
"Tuvimos problemas porque no trabajamos con antelación con la responsabilidad necesaria" Lula da Silva (presidente de Brasil).
Fidel Castro (ex-presidente cubano): "Una iniciativa antidemocrática y virtualmente clandestina", y acusó al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de pronunciar "un discurso engañoso y demagógico".
"Es necesario mucho más [para frenar el calentamiento global] pero es un paso en la dirección correcta" Ban Ki-Moon (secretario general de la ONU).
"Hemos recorrido un largo camino para lograr un acuerdo, pero tenemos que ir aún más lejos" Barack Obama (presidente de EE UU).
"Todo el mundo debería estar feliz. Todos han preservado sus intereses" (el destacado es mío) Xie Zhenhua (líder de la delegación china).
"[Con un tratado] por encima de 1,5 grados, las Maldivas y muchas pequeñas islas desaparecerán" Mohamed Nasheed (presidente de las Maldivas).
"Copenhague se ha convertido en la escena de un crimen, con los culpables huyendo" Kumi Naidoo (director de Greenpeace).

Leído en publico.es
Share/Bookmark

19 dic. 2009

Más agua de borrajas en Copenhague

La Cumbre del clima (COP15) de Copenhague, que teóricamente terminaba ayer y que ha quedado marcada por ser aquella en la que Naciones Unidas dejó en la calle a miles de activistas y voluntarios de las organizaciones no gubernamentales, se alargó hasta esta madrugada para intentar conseguir un acuerdo total, aunque fuera, como casi siempre, de mínimos entre los países participantes en la Cumbre. El acuerdo fue duramente criticado como ilegítimo por países como Venezuela, Nicaragua, Cuba, Bolivia y Sudán. Para que pudiera convertirse en un acuerdo de Naciones Unidas, éste debía ser ratificado por el plenario de 193 Estados.

Apenas cinco horas después de que Barack Obama abandonara la cumbre de Copenhague con un supuesto "acuerdo" para frenar el cambio climático bajo el brazo, varios de los delegados de los países que debatieron el texto en un plenario de madrugada dejaron claro que era insuficiente y que, además, no era tal acuerdo. El texto, bautizado el Acuerdo de Copenhague, es el fruto de dos años de negociaciones, que culminaron en el cónclave político de la capital danesa.

Sin embargo, pese a las expectaciones creadas, no es vinculante, no contiene cifras de recorte de emisiones de CO2, ni la creación de un sistema de control internacional para verificar las emisiones de los países emergentes (China, India, Brasil). Pero pone dinero encima de la mesa: 30.000 millones de dólares para pagar la adaptación al cambio climático de los países pobres entre 2010 y 2012. Y fija un vago objetivo de evitar una subida de más de dos grados en la temperatura del planeta. Para Obama, es "un gran avance sin precedentes".

La ministra española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ha admitido que el acuerdo alcanzado en la Cumbre del Clima de Copenhague "no es todo lo ambicioso que España y la UE hubieran deseado", pero "la única alternativa era el absoluto fracaso". La ministra aseguró que los aspectos positivos del documento se deben a las aportaciones de Europa y también de Japón, tras haber sido suscrito por Estados Unidos, Sudáfrica, China y la India, y haber contado con el apoyo de la UE.

Es decir, como decimos por aquí, más agua de borrajas.
Share/Bookmark

7 dic. 2009

Editorial a favor de la lucha contra el cambio climático

Hoy, día del comienzo de la Cumbre del clima (COP15) de Copenhague, 56 periódicos (Süddeutsche Zeitung (Alemania), Gazeta Wyborcza (Polonia), Der Standard (Austria), Delo (Eslovenia), Vecer (Eslovenia) Zimbabue Botsuana (Suráfrica), Dagbladet Information (Dinamarca), Politiken (Dinamarca), Dagbladet (Noruega), The Guardian (Reino Unido), Le Monde (Francia), Libération (Francia), La Repubblica (Italia), EL PAÍS (España), De Volkskrant (Holanda), Kathimerini (Grecia), Publico (Portugal), Hurriyet (Turquía), Novaya Gazeta (Rusia), Irish Times (Irlanda), Le Temps (Suiza), Economic Observer (China), Southern Metropolitan (China), CommonWealth Magazine (Taiwan), Joongang Ilbo (Corea del Sur), Tuoitre (Vietnam), Brunei Times (Brunei), Jakarta Globe (Indonesia), Cambodia Daily (Camboya), The Hindu (India), The Daily Star (Bangladesh), The News (Pakistán), The Daily Times (Pakistán), Gulf News (Dubai), An Nahar (Líbano), Arabic Gulf Times (Qatar), Maariv (Israel), The Star (Kenia), Daily Monitor (Uganda), The New Vision (Uganda), Zimbabwe Independent (Zimbabue), The New Times (Ruanda), The Citizen (Tanzania), Al Shorouk (Egipto), Botswana Guardian (Botsuana), Mail & Guardian (Suráfrica), Business Day (Suráfrica), Cape Argus (Suráfrica),Toronto Star (Canadá), Miami Herald (EE UU), El Nuevo Herald (EE UU), Jamaica Observer (Jamaica), La Brújula Semanal (Nicaragua), El Universal (México), Zero Hora (Brasil), Diario Catarinense (Brasil) y Diaro Clarín (Argentina) en 45 países han decidido dar el paso sin precedentes de hablar con una sola voz a través de un editorial común. Lo han hecho porque la humanidad se enfrenta a una grave emergencia.

Lee el editorial en el siguiente artículo de elpais.com
Share/Bookmark

6 dic. 2009

En España nos secamos cada vez más

A pesar de las últimas lluvias e inundaciones, las previsiones climáticas para el futuro en nuestro país son cada vez más alarmantes. Según el informe Ensemble (en inglés) de la Comunidad Europea, España está en la primera línea del frente del calentamiento y será el país europeo en el que más se reducirá la precipitación si no se limitan las emisiones de gases de efecto invernadero.

El secretario de Estado de Agua, Josep Puxeu, admite que la reducción de lluvias es evidente: "Ya se está viendo. Lo tenemos claro. Sin alarmismos, pero hay menos agua". La planificación hidrológica de las confederaciones hidrográficas incluyen que para 2030 habrá entre un 5% y un 14% menos de entrada de agua en los ríos, salvo en las cuencas del norte.

Ernesto Rodríguez, jefe de Evaluación y Modelización del Clima de AEMET, uno de los centros del proyecto, señala que los resultados del informe implican para España "una reducción de la precipitación entre un 20% y un 25% a final de siglo" suponiendo un escenario medio de emisiones: "Es una disminución apreciable".

Los modelos de predicción del clima son más inciertos en cuanto a precipitación que en temperatura. Los científicos creen que sus proyecciones son mucho más fiables en el aumento de temperatura que en cómo afectará la subida de la concentración de CO2 a la lluvia. Mientras en buena parte de Europa aumentarán las precipitaciones (al hacer más calor se evapora más agua y llueve más), en otras caerá menos agua. El informe Ensembles, realizado entre septiembre de 2004 y diciembre de 2009 y dirigido por el Met Office británico, apunta más abiertamente al aumento de sequías que sus predecesores, de 2005.

Leído en elpais.com

Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails