30 mar. 2008

¡Qué vergüenza!

Me da vergüenza de pertenecer a una especie que se dedica a esquilmar poblaciones enteras de otras especies y de una forma tan cruel como las matanzas de crías de focas que ocurren sistemáticamente para el aprovechamiento de sus pieles.
Consciente de la mala imagen que tiene la matanza, el Gobierno canadiense afirma que ha establecido nuevas medidas para que la matanza sea lo menos dolorosa posible para los animales. En diciembre la UE emitió un informe en el que afirmaba que la captura con el hakapik (un bastón que acaba en un garfio con el que se da la puntilla al animal) puede ser una manera "rápida y efectiva que no les causa un dolor o estrés añadido" (alucinante, por no decir otra cosa más gorda).
Pido disculpas por la crudeza de las imágenes y del vídeo que acompañan a este texto si pudieran molestar a algunos de mis lectores, pero no tengo ganas de ocultar la realidad tal y como es.


¿Cómo podemos permitir que esto continúe igual?

Share/Bookmark

1 comentario:

Anónimo dijo...

Magnífico artículo. Somos una especie racinal? o somos una especie cruel e involucionada? Por qué hacer tamaña destrucción a esos animales? Por qué no tomar acciones contra estas regulaciones? Simplemente frustrante la cruda realidad.
Saludos y felicitaciones por la página desde Natura - Medio Ambiental en http://sine-die.blogspot.com

Related Posts with Thumbnails