31 oct. 2010

El tobogán de las especies

El tema de la biodiversidad se me asemeja a un tobogán, mientras muchas especies desaparecen apenas sin dejar rastro ni noticia científica, otras aparecen en los catálogos como por arte de magia. De hecho, el informe "¡Amazonia viva! Una década de descubrimientos" describe el hallazgo de 1.220 nuevas especies en el Amazonas entre 1999 y 2009, a razón de una cada tres días. Esto indican las últimas noticias a raíz de la 10ª Conferencia de las Partes (COP 10) de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB) en Nagoya (Japón).
Categorías otorgadas por la versión 2.3 (1994) de la Lista Roja elaborada por la UICN.

La versión 3.1 de los criterios y categorías de la Lista Roja, utilizada actualmente, considera nueve criterios estructurados de la siguiente manera,desde mayor a menor riesgo:

  • Extinta (EX)
  • Extinta en estado silvestre (EW)
  • En peligro crítico (CR)
  • En peligro (EN)
  • Vulnerable (VU)
  • Casi amenazada (NT)
  • Preocupación menor (LC)
  • Datos insuficientes (DD)
  • No evaluado (NE) (especie no evaluada para ninguna de las otras categorías)

Taxones evaluados en las distintas categorías de la Lista Roja en su edición de 2008.

Por un lado, el hombre ha provocado que el 20% de las especies de vertebrados estén en peligro de extinción. Pero, al mismo tiempo, la implantación de medidas conservacionistas en los últimos años ha atenuado la agresión humana. Los datos de 25.780 especies que aparecen en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) muestran cómo una quinta parte de los anfibios, reptiles, aves, peces y mamíferos está amenazada. Peor aún, la lista no ha dejado de crecer desde 1988.

¿Las causas? Los científicos señalan al hombre que, de forma directa (mediante la sobrepesca, la caza o la extensión de la agricultura), está acabando con los ecosistemas. Otras acciones humanas que han disparado el cambio climático también tienen un impacto indirecto en el deterioro de la salud animal del planeta. Aunque los vertebrados apenas son el 3% de las especies, son piezas clave en todos los ecosistemas.

Aunque la mayoría de las especies podrían recuperarse si se eliminan las amenazas que las acechan, en el 16% de los casos ya todo está perdido. Las cifras en bruto revelan que, del total de 928 especies que cambiaron de estado en la Lista Roja, 68 (solo un 7,3%) fueron a mejor. Los científicos estiman que, de no mediar alguna medida de conservación, el índice de la Lista Roja habría empeorado un 18% más en el caso de las aves y los mamíferos. El impacto positivo de las políticas proteccionistas se queda generalmente en el norte del planeta. De hecho, las zona de América central , Andes y Amazonia son, junto a la del sureste asiático, las que más especies tienen en vías de extinción. La acción humana es aquí evidente.

Apoyados en su trabajo, los científicos no creen que el objetivo de revertir la pérdida de biodiversidad para 2020 que se está discutiendo en Nagoya sea realista. Para conseguirlo, dicen, habría que multiplicar por diez el dinero dedicado a la conservación. Debería doblarse la extensión de las áreas protegidas y establecer obligaciones legales. Incluso en el mejor de los escenarios, la tasa de extinción será la más elevada "desde el registro fósil del Cenozoico", escriben.

Fuente del texto: publico.es e imágenes de la wikipedia

Share/Bookmark

19 oct. 2010

No a la tala

De mi admirado grupo musical del "Panben", La Excepción, un estupendo tema que suscribo de pe a pa. Gracias por su letra tan ecologista al Langui y sus compañeros.




Míralo, míralo, oye niño aquí me tienes, en la charca sumergido, me estoy encontrando
con carpas del tamaño de un becerrillo, por aquí cien mil cangrejillos.
El yacimiento es ése, pese a quien le pese, no marques a las reses, márcate tú en el
cuello, en el lumbar o en la tibia... o mejor no, que lo haga un propio toro de lidia. La
jibia, pal pájaro, ya que le tenemos ahí enjaulao, pal pico le vendrá que es demasiao; y a
base de tirón de mechón de pelo tengo al canalla del abuelo, el general furtivo, un mal
amigo. ¿No te gusta? Fustas golpeando fuertemente animales en el lomo no lo quiero,
prefiero ver al Clero donando sus collares más preciados a los más necesitados.
Achanta y echa el cierre, caraliebre, que con fiebre pues no deambula el cara mula, y la
chula al final no se lo hizo con mi Yaki, y mi Yaki al final se fue a la tumba sin catarlo,
¿y por qué? ¿Por qué tú al galgo lo cuelgas del árbol si se queda cojo? Si hace falta los
conejos yo los cojo, y luego arrojo tu ignorancia y crueldad a las aguas más profundas
del pantano de San Juan, y a volar... Eso le dice la madre jilguero a sus hijos jirguerillos
cuando están preparadillos pa extender las alas, y a las focas dejarlas ya en paz, no las
golpeéis más, y a los zorros lo mismo: y si la zorra quiere un visón que se lo pida al rey
Melchor o al paje Montilla, que le haremos una estampa a lo Jesucristo crucificándola
con un par de tablillas.
¿Ahora qué? Ahora el malo soy yo, ¿verdad? ¿Si? Pues el chimpancé no creo que quiera
que vayas a visitarlo a su jaula del zoo, aunque tú lo utilices bien en grande y de
reclamo en tus anuncios publicitarios. No matemos, ni saquemos a los animales de su
hábitat, loco, tan natural y necesario. Al furtivo, yo lo metía en un armario; el armario,
sí, que lo arrojaba hacia la hoguera... No, espera, que el ecosistema extrema a los límites
de la peligrosidad en minutajes muy vertiginosos, cada vez son menos los juglares
frondosos, paisajes y lugares hermosos.
Y eso te mosquea, ¿verdad? Me crea impotencia, subnormal, tú vete al Xanadú y
alquílate un esquí, anda tontín, que nosotros vemos cómo acaban con los pocos parques
y árboles que tenemos por aquí. No a la tala, no a la tala, y sí al sonido del aullido
inconfundible del lobezno y al cuidado de animales en peligro de extinción. Misión:
reforestación. Reforestación ¡Más alto! Reforestación, por favor.
Que tenemos muy avanzado y muy agravado el cáncer de pulmón de éste nuestro
planeta. Tan necesarios son los árboles pa él como el agüita natural diariamente beber al
ser humano. Y así, veamos lo que veamos, ni los de arriba ni los de abajo para bien nos
concienciamos. Sigamos, y cada vez vamos a más. Urgente reducción en emisiones de
gas. El medio ambiente no miente, y la capa de ozono está mu malita, mú débil y gruñe;
la Tierra asiente con sus catástrofes y variaciones climáticas tan repentinas, chaval... Y
es que ciudades por el agua sepultadas quedarán, y por sequía en desierto otras se
convertirán.
Aunque yo no digo nada que no sepamos. Ahora dicen que al fin de la era del petróleo
nos acercamos: el hidrógeno, un cambio de energía, el combustible limpio de la
libertad. Aunque al paso que vamos, si antes no reventamos... Ay, lastimita de Planeta,
lastimita de animales, porque de nosotros, si ya hablamos del hambre y la falta de
asistencia que damos alos más necesitados en los tiempos en que estamos... necles de
ser humano.
Yo sigo aquí, en la charca sumergido. Mira las carpas, niño, qué grandes son, parecen
becerrillos. Y los sapos, y las truchas... Mira, son muchas.

Share/Bookmark

15 oct. 2010

Las mujeres y el agua

Uno de los objetivos del Blog Action Day de hoy es escribir un artículo referido al tema del agua, cuyo reparto desigual en los diferentes países del mundo y menor acceso al agua potable en los países subdesarrollados es un problema crucial para la humanidad, constituyendo una de las mayores prioridades de UNICEF y uno de los objetivos de desarrollo del Milenio. No sólo se trata de una de las cuestiones sanitarias más urgentes del mundo sino también de un elemento imprescindible para impulsar el desarrollo en África.

Como casi siempre, este problema afecta especialmente a los niños y a las mujeres. En el caso de estas últimas en el África subsahariana, "millones recorren cada día su territorio durante tres, cuatro, cinco o más horas, cargadas con bidones que pesan 30 kilos de vida, 30 litros de agua. Niñas de apenas 5 o 6 años sólo pueden cargar 10 litros de agua, y no tienen tiempo de acudir a la escuela", según palabras del fotógrafo Tomás Abella, autor de la exposición itinerante "Mujeres de agua" (ver galería de fotos).

"Más del 58% de la población de África al sur del Sahara carece de una fuente de agua potable dentro de un radio de distancia de 30 minutos a pie desde su hogar, y sólo el 16% dispone de agua corriente en el hogar", explica Vanessa Tobin, jefa de la sección de Agua, Saneamiento y Medio Ambiente de UNICEF. "Quienes más sufren son las mujeres y los niños".

"Invariablemente", agrega Tobin, "quienes acarrean agua desde largas distancias son las mujeres y las niñas de corta edad. En algunos casos, deben caminar durante tres o cuatro horas por día para proveer agua a sus familias. Esto constituye una pesada carga física para las mujeres y una carga económica para sus países. Cuando las mujeres deben emplear su tiempo y sus energías en obtener agua, dejan de emplear ese tiempo y esas energías en otras cosas".

"Las mujeres también sufren cuando no disponen de letrinas cerca de sus hogares", explica la Sra. Tobin. "La gente no quiere disponer de letrinas debido a razones sanitarias o higiénicas, sino que quiere servicios de saneamiento en el hogar por razones de conveniencia, dignidad y privacidad de las mujeres. Los beneficios sanitarios e higiénicos son resultado a largo plazo del suministro de esas instalaciones sanitarias".

Esta información ha sido obtenida de:

Share/Bookmark

Los árboles y Miguel Hernández

Me han transmitido esta información y me parece un bello motivo para incluirla en este blog y alegrar un poco el panorama ambientalista en este país:

Sus árboles

Centenario de Miguel Hernández

Jardín Botánico de la Ciudad Universitaria

Avda. Complutense, enfrente de las Facultades de Biología y Geología (Metro: Ciudad Universitaria)

Miguel Herrero Uceda
Autor de El alma de los árboles (Elam editores)
Elisa Herrero Uceda

Jueves, 28 de octubre a las 18:30
Paseo guiado por los árboles más significativos de su obra poética
Con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Hernández, el Jardín Botánico organiza un paseo por los árboles más queridos de este poeta tan vinculado con la naturaleza. Al pie de cada árbol, se comentará su significado y la importancia del alma del árbol en la trayectoria del poeta. Se leerán poemas que resalten su imagen.
Share/Bookmark

9 oct. 2010

Tragedia roja tóxica en Centroeuropa

El vertido tóxico metálico, que ha provocado cuatro muertos, seis desaparecidos y más de 100 heridos, ha afectado a un área de unos 40 kilómetros cuadrados. El área se vio inundada del lodo rojo el pasado lunes, después de que cediera una de las paredes de la balsa de la empresa minera Magyar Aluminium (MAL Zrt).
En Giör, a 70 kilómetros del paso a nivel que divide el mundo rojo del verde, los lodos ya han entrado en el Danubio. Lo han hecho muy diluidos, a través de un afluente, el Raba. La ciudad parecía ayer totalmente ausente de lo que estaba sucediendo a 70 kilómetros, pero varios retenes del ejército volcaban toneladas de yeso para intentar contrarrestar el vertido en la confluencia entre el Raba y el Danubio. A su paso hacia el segundo río más largo de Europa, el vertido mató toda la vida que encontró en uno de sus afluentes, el Marcal. "Todo el ecosistema de este río se ha visto destruido", confirmó el jefe de emergencias local, Tibor Dobson. "Todos los peces están muertos y tampoco hemos podido salvar la vegetación".

Lo que nadie sabe aún es qué fue lo que causó la catástrofe. La compañía asegura que la balsa cedió por "una catástrofe meteorológica" tras las fuertes lluvias que han caído en la zona en los últimos días, pero el Gobierno magiar ya ha anunciado una investigación. El secretario de Estado para el Medio Ambiente, Zoltan Illés, aseguró ayer que se sospecha que la compañía había almacenado más residuos de los permitidos. En los años treinta del siglo pasado, se descubrieron en esta región enormes reservas de bauxita, de la que se extrae el aluminio rociándola con sosa cáustica a presión. Ocho décadas después, ese sigue siendo el negocio de MAL Zrt, la última gran empresa del periodo comunista que sigue en activo en el país, ahora con una nueva personalidad privada.

Las cuestiones fundamentales sobre esta catástrofe ecológica son:
¿Qué contenía la balsa?
La rotura de la balsa provocó el vertido de un millón de metros cúbicos. El derrame es rico en metales y está compuesto por un 40%-45% de óxido de hierro, que le da ese color rojizo. Otro 15%-20% es óxido de aluminio, un 10%-15% es óxido de silicio y hay pequeñas cantidades de otros minerales.

¿Cuál es su nivel de toxicidad?
Las zonas de mayor concentración de metales, como el río Marcal, han alcanzado un pH de 13, que causa la muerte de toda la vida acuática. El contacto con la piel provoca grietas y quemaduras. Si se ingiere, puede causar daño a los pulmones y al sistema digestivo. Los análisis del agua contaminada que ha llegado al Danubio muestran un pH de 9,3, una cifra que se sigue considerando peligrosa. El investigador del CSIC Félix López recuerda que el valor neutro para la vida es de 7, como el del agua destilada.

¿Qué se está haciendo para que el vertido sea menos peligroso?
Se han arrojado más de 500 toneladas de yeso en varios afluentes del Danubio. El yeso rebaja la alcalinidad del vertido. Este material es un apelmazante, lo que permite solidificar el lodo frenando su avance. Esa será la segunda fase de la operación, la limpieza de las zonas afectadas. El lodo ya reseco impediría que las plantas resurgieran, por lo que habrá que levantar varios centímetros de la capa superficial de tierra en toda la zona afectada.


¿Cuál es la situación sobre la acumulación de residuos mineros en España?
El último inventario del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) es de 2002. Detalla la existencia de 7.096 instalaciones para depositar residuos procedentes sólo de la extracción minera, lo que excluye del cálculo a los vertederos de la industria. De ellas, entre balsas y presas hay 909 de grandes dimensiones. Y según el inventario del IGME, 524 están abandonadas y sólo 54 han sido restauradas, como la balsa de las minas de Touro, en A Coruña. Los ecologistas temen que el abandono esté deteriorando las infraestructuras y que, en un futuro, puedan romperse.

El inventario del IGME de 2002 analizó dos aspectos de la peligrosidad de estas balsas: la estabilidad de la instalación y su posible impacto medioambiental. Aunque el informe destaca que la mayoría de las balsas presenta una estabilidad media-alta, algunas tenían entonces una situación crítica, la mayoría en las zonas mineras de Murcia, Jaén y Huelva. La UE aprobó una directiva en 2006 sobre la gestión de estos residuos que exige hacer un nuevo inventario, más detallado y preciso, para mayo de 2012.

Basta con recordar el desastre de Aznalcóllar (1998) para ponernos los pelos de punta.

Fuente de la mayor parte del texto y de las imágenes: publico.es

Share/Bookmark

2 oct. 2010

Hay que proteger a los bosques

Fuente de la imagen: Greenpeace
Desde la pasada cumbre de Copenhague, las negociaciones climáticas han estado al borde del colapso, por lo que necesitamos un nuevo impulso urgentemente. En estos momentos, Suecia, Finlandia y Austria están liderando un intento para crear un truco contable, que permitiría a los países ricos talar un número ilimitado de árboles, sin tener que responsabilizarse por los daños climáticos ocasionados.

Otros países europeos pueden detener esta maniobra, y retomar el rol de liderazgo que el mundo necesita con tanta urgencia. Pero no actuarán a menos que ejerzamos la suficiente presión pública. Unamos nuestras voces ahora, como ciudadanos europeos, y enviémosles un aluvión de mensajes a nuestros Ministros de Medio Ambiente en la siguiente web, reclamándoles que muestren determinación, haciendo que los bosques tengan la importancia que merecen.

Los bosques son los pulmones del planeta, esenciales para la subsistencia de las personas, los animales y las plantas en todo el mundo. Además, son uno de los posibles salvavidas en la lucha contra el cambio climático. Pero están amenazados: la deforestación contribuye un 20% al conjunto de todas las emisiones globales de gases de efecto invernadero. No podemos dejar que un grupo de países neutralice los esfuerzos para protegerlos, y de paso se niegue a tomar medidas concretas para proteger el futuro de todos.
Si logramos endurecer la posición de Europa para hacer frente a este problema, podremos inyectar una nueva dosis de esperanza a las negociaciones climáticas. Demostrémosles a los políticos europeos que lo que sus ciudadanos les exigen es un verdadero liderazgo.

Más información en:
Fuente del texto: avaaz.org

Share/Bookmark
Related Posts with Thumbnails